Monday, June 30, 2008

REPORTAJES Y ENTREVISTAS SNOW PATROL



A HUNDRED MILLONS SUNS DESCRITOR POR GARY


Tras el enorme éxito de "Eyes Open", Snow Patrol regresa con "A Hundred Million Suns", de nuevo producido Jacknife Lee. El disco se gestó entre Galway, en el oeste de Irlanda; Grouse Lodge, en County Meta, y en el legendario estudio Hansa de Berlín, donde grabaron Bowie y otros iluminados de los 70.
El líder y compositor de la mayoría de las canciones de Snow Patrol, Gary Lightbody, comenta los temas de este disco:

1 "If There's a Rocket Tie Me to It"

"Éste es un disco de amor y no de ruptura, pero aún a pesar de ser todo lo maravilloso que eso puede ser, está enmarcado en el contexto de un mundo tan terrible como bonito. Por eso mucha de la imaginería reflejada se refiere al espacio. Como en plan 'sácanos de aquí.' No creo que estemos malditos pero hay algo oscuro, que se cierne sobre mí, no dentro de mí".

2 "Crack The Shutters"
"Es la canción de amor más pura que he escrito. Incluso más que 'Chasing Cars'. Es la lujuria de la belleza y la inquietud de querer a alguien con todo tu corazón".


3 "Take Back The City"
"Esta canción está inspirada en Belfast y el norte de Irlanda en general, pero también puede ser sobre una ciudad cualquiera y la relación que la gente tiene con el sitio al que pertenece. Trata de las razones por las que crecí confundido por mi país y las razones por las que lo amo tanto. El lugar del que provenimos (a veces simplemente por ir en su contra) tiene un enorme impacto en la persona que llegas a ser".


4 "Lifeboats"
"Griff Rhys, de Super Furry Animals, es mi ídolo y es un maestro de lo abstracto y de la imaginería colorista y supongo que ha sido la inspiración de mi manera de abordar este tema, 'Lifeboats'. Mis canciones en el pasado están basadas en realidades pero en este disco he roto finalmente con ese patrón y he mirado en mis sueños y he ido introduciendo símbolos más que basarme en cosas específicas. Trata de un sueño que tuve con un árbol que se expandía como si fueran venas en todas las direcciones, arriba abajo, más allá y fuera de su contorno, hasta convertirse en algo parecido a hielo resquebrajado y oscuro, desde arriba se veía con mi forma, alguien que daba un poco de miedo. Normalmente olvido mis sueños pero este lo escribí".

5 "The Golden Floor"
"La letra es muy obvia, una canción de amor pero con unos arreglos poco habituales. Empieza conmigo a la guitarra y voz, después Jacknife metió una batería extraña que simboliza que nuestro sonido iba a alcanzar lugares inéditos hasta el momento. El golpe en el gancho del estribillo está hecho con una planta gigante".



6 "Please Just Take These Photos From My Hand"
"Es una canción anómala en el disco, porque está construido como un tema de ruptura pero trata de sobre mi pasado y sobre las personas cuyas caras conservas como imágenes que guardaras en cajas de fotos. Es sobre mí perdiendo mi historia. Me preocupaba mi memoria mientras hacía el disco porque parece
que me abandona con rapidez".

7 "Set Down Your Glass"
"Normalmente no miento, pero en este tema hay una mentira. 'I painted this.' Yo no pinto. Pero suena mejor que 'I wrote this'. Y es menos intrusivo como forma de expresar lo que el momento o la persona significan para mí".


8 "The Planets Bend Between Us (For You)"
"Aunque suene muy prosaico, esta canción es sobre mi casa en el norte de Irlanda, en Belfast Lough, detrás de una pequeña playa. Hay algo especial cuando estás en la playa en invierno, no hay nadie más que tu, hay un vendaval, llueve en todos los sentidos, y es una suerte de redención chillar al viento. La frase 'a hundred millions suns' de la canción pedía a gritos ser el título del disco. Captura la inmensidad del universo y nosotros como diminutos puntos dentro. También expresa la grandeza del sonido del disco y pone todo en perspectiva".

9 "Engines"
"Este tema se compuso en Galway. Es otra canción de amor pero concerniente a diferentes sentimientos, esto queda reflejado en lo constreñido de los versos y en la amplitud del estribillo. La letra de las estrofas parece pedir, exigir que la música se abra y se encienda para explotar".

10 "The Disaster Button"
"Trata sobre perder el control sobre ti, tan simple como eso. No estoy alabando nada, todo lo contrario. La figura femenina es el sosiego, la calma, la aspiración. Todas las mujeres de mis canciones tienden a ser lo contrario que yo".


11 "The Lightning Strike"

"Está compuesta en tres partes. No se puede escribir un tema de 16 minutos así de fácil porque requiere una especie de estadio zen para no perder tu lugar o volverte loco, pero estas tres canciones funcionaban tan bien juntas que era obvio que pertenecían a un solo lugar. Los metales y el estribillo en la parte primera, 'What if This Storm Ends', es un momento de quietud, grabado en el Estudio Olympic de Londres. La sección intermedia, 'Sunlight', se hizo en la costa oeste de Irlanda. La última parte, 'Daybreak', está influenciada realmente por Hansa. Tiene ese toque Krautrock, hipnótico, y guitarras tipo héroes de principio a fin. Es el final perfecto para el disco".
Enero 27/2009



SNOW PATROL: "LISTOS PARA EL CAMBIO"

Con el lanzamiento de su más reciente disco, A Hundred Million Suns, la banda apuesta por una renovación en su sonido sin perder la esencia que los ha caracterizado

Apenas unos segundos después de escuchar cualquier disco de Snow Patrol uno puede asegurar que son ingleses. Su propuesta, completamente identificada con la esencia del rock británico, los ha mantenido como una de las bandas más populares del Viejo Continente y ahora, tras cinco discos de estudio editados, aseguran que están viviendo su mejor momento.

Tom Simpson, tecladista de la banda, platicó con Excélsior vía telefónica desde Londres, acerca de los cambios que se perciben en A hundred million suns, su más reciente álbum, con el que apostaron por dejar de lado, momentáneamente, el sonido nostálgico que los caracterizó.

“Estábamos buscando nuevas maneras de crear música, sabíamos que queríamos hacer algo diferente con este disco. En nuestros shows íbamos probando varias ideas con las canciones que la gente ya conocía y veíamos que a nuestros fans les gustaba que hiciéramos algo diferente.

“También queríamos hacerlo por nosotros pero al ver que la gente estaba dispuesta a escuchar algo distinto fue el momento definitivo para seguir viendo hacia el futuro y que en los siguientes discos pudieran encontrar un grupo distinto con cada uno”, dijo Simpson, quien integra el grupo al lado de Gary Lightbody (voz), Paul Wilson (bajo), Jonny Quinn (batería) y Nathan Connolly (guitarra).

Y aunque pudiera parecer una apuesta arriesgada, el cambio fue bien recibido, tanto por los propios músicos como por sus seguidores, aunque aún no logren igualar el éxito de su anterior material discográfico, Eyes open.

“Quedamos satisfechos con el nuevo sonido que logramos y creo que también logramos satisfacer a la mayoría de nuestros seguidores. Pero más allá de eso quedamos contentos porque logramos hacer algo distinto y creo que todas las bandas deberían estar dispuestas a cambiar, a salirse de la fórmula con la que han tenido éxito antes y probar cosas diferentes.

“Todos debemos estar dispuestos a seguir retándonos de modo que podamos enriquecer nuestra propuesta”, explicó Simpson, quien aseguró que la inspiración musical proviene de cada uno de los integrantes de la banda, sin permitir que factores externos, como la actual crisis mundial que se vive, los afecten o modifiquen su manera de encarar las canciones.

“Los problemas son circunstancias que siempre han acompañado a los seres humanos desde siempre. La situación que se vive ahora es en verdad preocupante, pero no debe ser lo único que te inspire para seguir haciendo música, uno tiene que seguir tratando de crear porque hay muchas otras cosas que vale la pena rescatar. La música tiene que hacerse por las razones correctas, por las inquietudes que tenemos como creadores y como artistas.”

Han pasado 15 años desde que Snow Patrol se diera a conocer y 11 desde que editaron su primer disco Songs for Polarbears, en 1998. A lo largo de todo ese tiempo, los músicos han envejecido, han cambiado sus perspectivas y su manera de hacer música, pero Simpson asegura que la inquietud por crear canciones sigue intacta.

“Llevamos mucho tiempo juntos, yo he estado en la banda desde hace 12 años y algunos de mis compañeros llevan más tiempo trabajando en esto juntos. Ahora ya nos conocemos tanto y tan bien que no me imagino haciendo algo diferente. Lo que hacemos para no perder el piso es que siempre tratamos de preguntarnos todos los días por qué nos dedicamos a esto, y aunque no es fácil, es algo honesto porque no todo es la fama.

“Dedicarse a la música también implica trabajar duro todos los días”, expresó el tecladista, quien contundente descartó visualizar un cambio en su ritmo de vida en los próximos años.

Es tal la confianza que se respira en la agrupación que Simpson dijo, sin reparos, que Snow Patrol ahora está lista para encarar los cambios que se han venido gestando en la industria musical, entre los que destaca la posible desaparición del CD como formato de distribución y la transformación de las disqueras.

“Siempre hemos sido una banda inteligente, hemos tratado de mantenernos a la vanguardia y atentos a los cambios. A final de cuentas pienso que la gente va a seguir buscando música, quizá no lo hagan en los formatos tradicionales, pero a final de cuentas todos necesitan ser entretenidos y por eso nos hemos esforzado por seguir proveyendo esa distracción, a través de los discos, de las descargas digitales o con nuestras presentaciones.”

Y aunque por momentos parecen caer en el lugar común de las bandas que aseguran estar listas para el cambio, a Simpson se le nota seguridad cuando lo explica.

Si nos aferramos a una posición romántica, en la que reneguemos de las nuevas tendencias, entonces nos quedaremos atorados en el pasado. Mientras continuemos haciendo música creo que siempre habrá un modo de distribuirla y de que la gente la encuentre. El mundo es distinto ahora y todos tenemos que cambiar al mismo ritmo.”

Y sí, el cambio ha llegado, incluso para los músicos, pues de acuerdo con Simpson, ellos mismos han cambiado.

“Definitivamente ya no somos los mismos de cuando empezamos, pero también creo que nuestras identidades se han mantenido. Ahora somos más viejos, hemos aprendido, hemos corregido algunos errores que cometimos en el pasado y hemos estado abiertos a todas las cosas nuevas que nos han llegado. Tratamos de entender culturas diferentes para que seamos una banda más global”, concluyó.

Luego de que en 2007 Snow Patrol se presentara con éxito en el Teatro Metropólitan, sobreponiéndose incluso al poco tiempo de adaptación que tuvieron para soportar la altura y la contaminación de la capital, Tom Simpson aseguró que México está considerado como parte de su nueva gira.

“Por supuesto tenemos pensado incluir a México como una escala. Tuvimos algunos problemas para adaptarnos, no estamos acostumbrados a tocar en ciudades como México, pero creo que logramos un concierto muy bueno, nosotros lo disfrutamos y creo que la gente también lo hizo. Espero que a finales de este año, y si no, definitivamente en 2010 estaremos de vuelta”.

El secuestro de la niña británica Madeleine McCann, quien desapareció en Portugal en mayo de 2007, y cuya noticia dio la vuelta al mundo a través de los medios, tuvo un nuevo vértice cuando el 21 de diciembre de 2008, sus padres Gerry y Kate McCann, publicaron un video en internet que fue musicalizado con el tema Chasing Cars, de Snow Patrol. En el video se observa a Madeleine cantar, animar a sus hermanos gemelos a dar palmas con ella, saltar, bailar y jugar con su padre mientras muestra con orgullo unos zapatitos color rosa.

Madeleine tenía tres años cuando desapareció mientras estaba de vacaciones con sus padres en la región turística del Algarve. Su búsqueda se extendió a varios países, con una gran cobertura mediática, y generó una campaña de donaciones y recompensas que superó los cuatro millones de euros
Enero /2009



SNOW PATROL: "MARADONA ES LA DEFINICON DEL ROCK AND ROLL"

La banda irlandesa-escocesa acaba de editar un gran disco: "A hundred million suns". Hablamos en exclusiva con el tecladista Tom Simpson que nos llamó desde su hogar en Escocia.

Con sangre escocesa e irlandesa corriendo por sus venas, Snow Patrol construye una épica rockera que se planta en ambos lados del Atlántico con idéntica intensidad. Dueña de un cancionero que afiló el pop de guitarras, la patrulla de la nieve logró su lugar en el mundo abriéndose paso entre la melancolía británica post Radiohead y el revival que propulsó el retro rock. Así, llegando a una síntesis que se acomoda tanto en la placidez FM como en la aspereza del indie, el quinteto de Glasgow consiguió destacar su propuesta por sobre la del resto de sus contemporáneos. Desde que publicaron su ópera prima, Songs for Polar Bears (1998), Snow Patrol recorrió el planeta con corrección política (versionó "Isolation" de John Lennon en apoyo a Sudán) y canciones que recalaron en bandas de sonido televisivas y cinematográficas. A dos años del suceso de "Eyes Wide Open", el grupo regresa al ojo público con A Hundred Million Suns, un quinto álbum que devela un perfil profundamente melódico y decididamente más reflexivo. Entonces, para brindarnos detalles de este flamante trabajo, el tecladista Tom Simpson charló en exclusiva con 10Música, y lanza la definición justa para el máximo ídolo argentino.

Cuando conociste a tus compañeros de Snow Patrol, aún se llamaban Polar Bear y vos trabajabas de Dj… ¿La historia es más o menos así?
Sí, se llamaban así cuando los conocí. Por aquellos tiempos yo era Dj en una disco y Gary (Lightbody) solía venir seguido. Se vestía muy raro, con remeras ridículas y se la pasaba saltando toda la noche. Una vez, empecé a pasar música y él se acerco. Me dijo que era fanático mío, que le gustaba mucho lo que yo hacía y me invitó a ver a su grupo. Cuando los ví tocando en vivo, quedé fascinado y ellos me ofrecieron participar en su primer disco, Songs for Polarbears, como músico invitado. Fueron muy buenos momentos, lo pasamos muy bien.

El nombre del grupo deja sensación de frío, mientras que su música conserva cierta calentura. Incluso, el nuevo disco se titula A Hundred Million Suns. ¿Les gusta jugar con estas dicotomías?

Uy, disculpame (risas) Mi mamá acaba de venir a visitarme… Espero que me deje hablar… Ehhh… Sí, es una contradicción que nos gusta. El título del disco es una frase de una de las canciones y refleja de una manera hermosa lo influyente que es la ciencia hoy en día. A Gary le interesa mucho la ciencia en este momento y es muy importante en nuestro proceso creativo. A su vez, en el disco no se habla de la ciencia de una forma rigurosa sino más bien con mucho sentido del humor.


¿Qué diferencias sustanciales encuentras entre todo lo anterior y este nuevo álbum?

En este disco quisimos ver más allá. Experimentamos mucho más con el sonido y tratamos de expandir los límites de nuestra música. Tiene una mirada mucho más hacia el futuro que Eyes Open. Además, cambiamos la manera de componer las canciones y por lo tanto, el resultado es distinto.


Se nota porque es el disco más melódico y profundo de toda su discografía…
Sí, creo que las canciones nuevas son más melodiosas. Pero, también, son más divertidas. Además, es un disco mucho más maduro. Comprendimos cosas muy importantes y se nota mucho el crecimiento. Las canciones son profundas, hay más piano y ritmos más ricos. Creo que eso también tiene que ver con que nos entendemos mejor entre nosotros.


Ustedes hicieron una versión de “Isolation” de John Lennon en apoyo a Sudán, ¿Les complace el hecho de que el rock obre como una causa caritativa?

Nos gusta contribuir con lo que podemos. Nos importan los derechos humanos, los niños necesitados, todo ese tipo de cosas. Jonny (Quinn), Gary, Mark (Mc Clelland) y yo, fuimos a África con la fundación Heal the Children para ver de cerca lo que pasa, saber cómo se gasta el dinero, de que manera se trabaja. Para contribuir, realmente hay que involucrarse, hay que ser benevolente con alguien. No se puede estar tomando siempre sin dar. Hay que devolver algo de lo que uno recibe y los músicos de rock recibimos mucho de la gente.


Snow Patrol logró algo muy complicado: gozar del mismo éxito tanto en Gran Bretaña como en los Estados Unidos. ¿Asumen este hecho como una victoria?

Sí y creo que nos lo merecemos por lo duro que trabajamos. Aún en los momentos que paramos un poco, trabajamos siempre mucho. Es lo que hay que hacer para tener una banda de rock exitosa. Además, hay algo muy importante que muchos no tienen en cuenta: tenés que aprender a conectarte con la gente. Y eso es algo que no podés simular. O lo aprendés o no sirve.

El hecho puntual de que sus canciones hayan musicalizado tantas series televisivas y películas de Hollywood, ¿los ayudó en su plan de conquista?
Creo que sí y, además, es algo que nos gusta mucho hacer. Sobre todo cuando nos piden hacer algo en particular como fue en Spiderman 3. Nos resulta muy interesante esta labor, más allá de que si nos da más difusión o no. En un futuro, estaría muy bueno para nosotros hacer una banda sonora completa. Creo que ahí se completaría el concepto de lo que te digo y sería un proyecto que nos gustaría mucho hacer.

Contabas que eras Dj antes de ingresar al grupo… ¿Te gusta la sociedad que lograron el rock y la música electrónica?

Sí, claro, me encanta. Cuando era Dj, escuchaba y pasaba mucha música electrónica. Creo que demasiada (risas) Igual, pienso que la definición de música electrónica abarca muchísimo: tecno, house, etc, etc… Y lo más loco es que siguen apareciendo nuevos estilos. Y eso me encanta porque siempre me sorprendo con algo nuevo. La gracia de ser Dj es tratar de encontrar esas cosas nuevas todo el tiempo.

Simian Mobile Disco es un excelente exponente de esto que hablas…
Sí, totalmente, ¡Me encantan! Soy muy fanático de ellos. Justamente, antes de conversar contigo, recién hablaba de ese tipo de música nueva. No entiendo el enfrentamiento entre la música con guitarra y el tecno, entre el rock indie y el house. ¡A mí me gusta todo!


¿Tienen en cuenta de que en la Argentina sus canciones son muy difundidas?
¿Sí? ¿De verdad? Entonces, tenemos que ir cuanto antes (risas) Espero que algún día podamos ir a Argentina. Es un lugar al que siempre quise ir. Pienso que nuestros países tienen muchas cosas en común… Bueno… salvo que ustedes tienen grandes jugadores de fútbol. Yo soy de Dundee, Escocia, y en mi equipo jugó un jugador argentino muy famoso llamado Caniggia. Recuerdo que jugaba muy bien y era muy veloz…

La casualidad hace que, justamente, Diego Maradona debute como DT del seleccionado argentino en tu país y contra tu selección…

¡¿Maradona?! ¡Que bueno! Ahora le van a volver a ganar a los ingleses (risas) Los escoceses lo amamos… Además, él es la definición exacta del rock&roll (risas)

Gustavo Bove.
Dic/2008



EYES OPEN...QUE SIGNIFICA??? COMO SE HIZO???




En esta entrevista (abril de 2006) cuentan como nació la canción, su significado, etc, además de como fue la creación de todo el álbum, Eyes Open. Por Fiona Shepherd.

Después de que Mark McClelland haya salido del grupo, de lo que Gary Lightbody me pide que no le pregunte, y Paul Wilson miembro de la banda de Glasgow, Tierra Diablo, se ha unido a Snow Patrol, con los que ya había trabajado antes, y de que Tom Simpson, el hombre que les lleva acompañando desde hace mucho tiempo al teclado sea ya un miembro oficial, disfrutando de las grandes ventajas que eso tiene, como poder comer los deliciosos sandwiches y beber agua en las entrevistas, Snow Patrol tiene un nuevo disco al punto de ver la luz. Los dos nuevos se unen a nosotros en la entrevista-Wilson tiene la mirada perdida la mayor parte del tiempo en una revista y Simpson en las patatas fritas que tiene delante, así que el terreno de juego es de Lightbody.

Hablando de cómo ha sido hacer el álbum de Eyes Open, sin tocar el tema de que McClelland se ha marchado, la banda está de acuerdo en que ha sido uno de los momentos más felices que han vivido en la historia de Snow Patrol. "Como si lo patrocinara Disney", bromea Ligthbody. "Nadie ha alzado la voz, no nos hemos chillado, no ha habido ninguna fricción entre nosotros. Todos hemos mantenido la cabeza en su sitio".

Empezaron a ensayar y a escribir en una casa de campo en Dingle, que anteriormente estuvo ocupada por Kate Bush, donde la banda vivía una existencia "monástica" todos juntos bajo el mismo techo. "Comos los monjes y los monos", dice bromeando (haciendo un juego de palabras en inglés ya que monje es monkee y mono: monkey). "Fue como ser una pequeña familia. No sé decirte quién era mamá. Yo fui el que más cocinó-puede que eso me haga mamá-y tú [dice volviéndose hacia Tom] eres el que siempre me pega, así que tú eras papá." deja de hablar y se pone serio. "Quería hacer una broma, pero está claro que me ha salido un chiste de mal gusto, nadie se ha reído, y da la sensación de que vengo de un hogar roto-bien-alimentado pero con palizas. Y no es así. Retiro lo dicho".

La banda se quedó en la Irlanda rural para grabar el álbum, trabajando de nuevo con el productor de Final Straw, Garret Lee, más conocido como Jacknife Lee, a quién Ligthbody compara a tener a "Kieran Hebden y Eddie Izzard en el estudio al mismo tiempo". Describe el final del trabajo como "ése maravilloso sentimiento de calor. Y el ambiente-la atmósfera es genial. Ha ayudado tener ventanas desde las que puedes ver todo el campo que te rodea. Estar en un estudio algunas veces es como estar encerrado en una cueva. Esta vez no ha sido así, ha sido como vivir en una postal de Irlanda.

Este álbum sigue teniendo el ímpetu, la vena de himno de Final Straw, la banda ha vuelto a utilizar todo tipo de instrumentos (sillas, niños pequeños, cajas de música, y ese tipo de cosas) y por primera vez, Lightbody ha escrito una canción específicamente para alguien en un álbum de la banda (ya que ya lo había hecho anteriormente para otros/as cantantes). Ese alguien, no es otra sino que la cantautora canadiense Martha Wainwright, quien aceptó aparecer en Set The Fire to the Third Bar, la que Lightbody aclama como "una canción de amor para su voz".
"No quiero ponerme demasiado bobo, sentimentaloide, pero sí, el álbum es en definitva, sobre dos personas. No importa si son las dos mismas personas todo el tiempo, sí es sobre mí, es definitivamente sobre todas las relaciones más cercanas e íntimas, y las dos personas del álbum están tan cerca como dos personas pueden llegar a estarlo."

El álbum contiene la que va predestinada a convertirse en un éxito, una canción que Lightbody considera su canción de amor más abierta hasta ahora, la más pura: Chasing Cars.
"Habla sobre pasar el tiempo con la persona a quién quieres, sobre ese momento en el que no puedas pensar en ningún otro lugar, porque estás donde deseas estar. No es una canción sexual, no tiene nada oculto y oscuro. Es la única canción que no tiene nada de eso. Nunca había escrito una canción así. No te cuestionas que es la felicidad cuando vives ese momento, cuando está ocurriendo, no te paras a escribirlo, te lo cuestionas cuando ya no está ahí, cuando lo pierdes, y esa es la esencia de lo que he escrito, porque ya no lo tengo."


"Pero hay más canciones llenas de esperanza en este álbum, así que algo ha cambiado. No sé si es que soy algo mejor en las relaciones, o a lo mejor sólo soy algo mejor recordando las cosas buenas que pueden pasar en una."

Pero no os dejéis llevar por toda la emoción, imaginándoos tendidos sobre campos llenos de flores, todavía. Sigue habiendo ese toque liberal y romántico, esas letras de melancolía enigmáticas que parecen conjurar a cortarse las venas, con las que Lightbody firma sus canciones.
La canción Headlights, por ejemplo, habla de accidentes de coche, empezando con la frase: "Por una vez quiero estar en el accidente de coche y no como siempre sólo en el atasco de tráfico."

Ligthbody nos explica: "Algunas veces estás tan atrapado que tienes ganas de clavarte un tenedor en la rodilla para recordarte que estás vivo. Es una canción sobre frustación. Hay dos cosas diferentes que se unen en la canción-los versos hablan del rigor mortis que puedes sufrir algunas veces y el estribillo habla de la liberación. De verdad me encantan las imágenes oscuras que proyecta esa canción, porque, si le quitas la parte negativa, puedes apreciar toda la esperanza y cosas positivas de ésa o de cualquier situación.


"He puesto más de mí en este álbum, en estas canciones, como Chasing Cars, que nunca." continúa, "las letras me han llevado meses y meses. Chasing Cars fue un largo período de elaboración, la cambié cientos de veces." Le pido que me explique ese título (de nuevo relacionado con coches...)
"El título es algo muy muy personal, algo que no he olvidado. Cuando tenía...15 o 16 años, me gustaba una chica. Intentaba que me hiciera caso pero ella pasaba de mí. Literalmente. Se lo conté a mi padre, o más bien el se dió cuenta incluso antes que yo.Me dijo que era como un perro persiguiendo coches (chasing cars) que por más que corriése nunca la alcanzaría y que aunque lo hiciera, aunque llegara hasta el coche luego no sabría como subirme en él, no sabría que hacer. Creo que perseguir ese coche, perseguir una relación era un sentimiento que quería transmitir, con ese título."

"Con este álbum quería ser elocuente. Por eso he tardado tanto tiempo. Quería que la letras quedarán totalmente encuadradas con la música, quería que todo fuera perfecto. No creo que lo haya conseguido, porque si alguna vez lo consiguiera, las guitarras acabarían en llamas."
Por encima de todo, está claro que este álbum esta lleno una sinceridad que te desarma, Lightbody ha conseguido lo que pretendía, como deja claro con títulos como Hands Open (Manos abiertas) y Open Your Eyes (abre los ojos) y todas las referencias en las letras a las ventanas que deja abiertas descubriendo toda la verdad de su alma.

"Creo que la única forma de que la gente se de cuenta de que hay muchas referencias a los ojos, la sinceridad, abrirse... en este álbum es haciendo una estupidez como ponerle por título Eyes Open (Ojos abiertos)", dice Lightbody, bajando la voz al darse cuenta de las miradas de Simpson y Wilson, mientras Lightbody parece querer esconder sus grandes ojo bajo su largo pelo negro y revuelto, ya que el título del álbum era un secreto hasta ahora. "Ohh...mierda, lo he dicho..."

Aparte de esto, estaba el link al vídeo donde Gary Lightbody habla de como hicieron el clip de Chasing Cars, versión UK, en el estudio etc, de la composición de la canción, y tocan unos minutos en acústico, Nathan, Paul y él. lo podéis ver aquí : Chasing Cars-making off
Junio 14/2007







1 comment:

technology said...

You these things, I have read twice, for me, this is a relatively rare phenomenon!
handmade jewelry